Carta abierta a los medios de comunicación

26/1/11 en 10:49
Carta abierta de un forero de burbuja.info a los medios de comunicación.

Nos leéis.

Nos leéis, nos filtráis, nos resumís y con los extractos hacéis noticias o habláis con los políticos. Somos una de vuestras fuentes, aunque nunca lo vais a admitir. No obtendremos reconocimiento por ser el pulso de la realidad cotidiana de este país, pero no importa. Basta con saber que nos leéis.

¿Hasta qué punto los colectivos de burbuja, forocoches, meristation, forobodas, grupos de Facebook o demás redes colaborativas mayoritarias son representativos de la opinión del país? En el momento actual yo diría que lo somos bastante más que quienes nos gobiernan, por más que sea con nuestros votos o ausencia de ellos. También lo pensáis vosotros.

Como sois personas, es de suponer que os relacionáis con gente de vuestro vecindario, que hacéis la compra de vez en cuando, que os tomáis vuestras cañitas en el bar, vais a la peluquería, etc. En cualquiera (o todos) de esos sitios habréis escuchado las conversaciones de la gente, incluso es posible que hayáis participado en ellas. Y a día de hoy, 26/1/2011, es imposible que no hayáis oido que "los políticos son todos unos hijos de puta", "habría que echarlos a todos", "no hacen más que robarnos, a la cárcel con ellos", "es para darles de hostias y no parar", etc. Habéis notado en primera persona el clima de crispación creciente entre la gente de la calle, no podéis negarlo. Y vuestros redactores y becarios, que se pasan por estos foros con asiduidad, os han confirmado que ese clima no es algo puntual, sino que está extendido por todo el país y por casi todos los estratos sociales, confirmando así que estos sitios son un buen termómetro para tomar la temperatura a la sociedad.

Hasta aquí todo han sido obviedades.

Pero el otro día, a propósito de la paliza al consejero de Cultura murciano Pedro Alberto Cruz, varios de vosotros hicisteis publicar en vuestros medios los comentarios seleccionados de algunos foreros sobre el asunto, eligiendo los más truculentos. El mensaje a transmitir era claro: unos anitisitema violentos jalean las agresiones, incitan a la violencia o cuando menos se alegran de un hecho tan execrable. El asunto tuvo cierta repercusión, con declaraciones de cargos públicos al respecto incluidas.

Dejando de lado el hecho de la desproporción en la atención dedicada a esta agresión comparada con los cientos que se infligen cada día a personas anónimas de este país, entendemos que no podíais poner que esas opiniones están mucho más extendidas en la gente de a pie de lo que parece, que hasta vosotros mismos las habéis oido en la cola del banco. No podíais porque lo que escucháis por la calle no está escrito, no tiene carácter probatorio, a diferencia de los comentarios del foro, que cualquiera con acceso a internet puede comprobar.

Pero hacéis mal en intentar matar al mensajero señalándonos a nosotros como un reducido grupo de colgados violentos. Recordad que somos un grupo representativo, como habéis podido comprobar en vuestra realidad cotidiana. Tampoco nos sienta muy bien que vuestros becarios y redactores usen estos sitios como fuente de información, de la que en ocasiones han fusilado mensajes de foreros de forma descarada sin el más mínimo reconocimiento, sobre todo teniendo en cuenta que para acusar de incitación a la violencia, entonces no os tiembla el dedo en señalarnos.

Pero no le demos más imortancia a esto.

Lo importante es que tenemos muy claros vuestros vínculos con los políticos de este país. Y que sois un canal muy válido para que se enteren de lo que queramos decirles. Vosotros se lo transmitiréis. No importa que no se nos comuniquen su reacción u opiniones ni el contenido de las conversaciones que tengáis con ellos en el transcurso de la comida, no nos preocupa.

No sois los únicos que hacéis una "metalectura" de estos foros para evaluar lo caldeados que están los ánimos. Muchos otros también la hacemos. Y el mensaje que os queremos transmitir es la conclusión evidente: que el divorcio entre la ciudadanía y sus representantes políticos a estas alturas ya es irreversible.

Aún pueden hacerse ilusiones si la abstención en las próximas elecciones no sube demasiado. Aún puede funcionarles la estrategia del voto por miedo al contrario. Y aún pueden recurrir a vuestra ayuda para que nos pintéis una realidad diferente en vuestros medios. Pero no nos engañemos: en este país el desengaño con la clase política es creciente, no decreciente. Y lo que es peor: no hay nada que ellos ni vosotros podáis hacer para revertir ese desengaño y recuperar la confianza. Nada.

Cada vez más gente se alegra cuando alguno de ellos es expedientado, encarcelado o, últimamente, apaleado. Y si no se alegran, al menos les da igual. Y, sin entrar en consideraciones éticas sobre ello, no se trata del desvarío de cuatro foreros aislados, es una realidad cada vez más palpable en la misma calle. El número de personas que han dejado de creer en los cauces habituales del Estado para mantener el control de sus altos cargos crece a razón de miles cada día.

La evolución de este descontento forma un gradiente que ya sabemos hacia dónde apunta, aunque no lo queramos nombrar de momento ni podamos aventurar fechas. Pero cualquiera que lea algo de Historia intuye que ya hemos entrado en una dinámica que no tiene vuelta de hoja, y que ni siquiera es nueva.

Ya sé que no os estoy contando nada que no sepáis. Lo importante es que entendáis que las masas de este país también se van dando cuenta de esto, poco a poco. Éste es el mensaje que queremos que transmitáis a los políticos. Y que, ya sea dentro de un mes o dentro de cinco años, las escenas de otros países que ahora vemos en vuestros medios las vamos a vivir aquí. Y que no son sólo nuestras palabras las que quedan registradas en internet para ser rescatadas a conveniencia en un futuro: también las vuestras.

Nada más.

Fuente: burbuja.info

Ultimos comentarios del foro

SecretoTV | Powered by Blogger | Entries (RSS) | Comments (RSS) | Designed by MB Web Design | XML Coded By Cahayabiru.com